El espíritu ( El Quinto elemento ) | Cultos y religiones

Horoscopos y tarot de amor Horoscopos y tarot para el amor y para los signos del zodiaco

 

Hoy tocaremos un tema que para mi , resulta impresionante y muy directo , y por ese motivo quisiera compartirlo con todas las personas que sienten en su interior la necesidad de saber que somos en realidad y cual es el significado de la palabra Espíritu o quinto elemento que todos sabemos forma parte de nosotros mismos y de todo lo que existe en este precioso planeta

El espíritu ( El Quinto elemento )

Quinto Elemento: o El Espíritu es el Misterio más grande de la Antigua Religión. Conocido también como "El Gran Espíritu", "El Quinto Elemento", "Akasha", "Éter" o "Quinta Esencia", se considera la Presencia Divina más pura, elevada y suprema.

Entenderlo no es "fácil" para la mente humana, pues su presencia va mucho más allá de nuestra comprensión.A la hora de calificarlo podemos decir que es la energía que permite la vida en todo ser. La fuente que da forma a la energía y la materia e inunda toda la existencia. Físicamente podría compararse con los átomos, los cuarts, las moléculas sub-atómicas y el espacio cuántico. Dentro de las creencias Paganas viene a representar la Red de Energía que nos conecta a todos los seres vivos, pues según nuestra creencia, tanto los seres animados como los inanimados estamos conectados mediante una energía que está más allá de la materia. A esta energía la llamamos Espíritu porque es una energía inmaterial. No es visible para el ojo humano y se necesita agudizar la consciencia y la visión psíquica para "percibir" su presencia. Sin embargo está ahí, entre nosotros, con nosotros, dentro y fuera de todo lo que existe.

El Espíritu es lo que permite que tú tengas vida y puedas leer este artículo. Es la energía que hace latir tu corazón sin pararse. Es la chispa de la vida que permite a las plantas vivir, la fuerza que nos anima cada día y permite que la Naturaleza evolucione. Para los seguidores de la Antigua Religión, el Gran Espíritu es un ser viviente y omnipresente. Se encuentra en todo lo que existe, en todas las dimensiones (físicas, mentales, espirituales, astrales, etc) y en toda la creación. Podríamos decir de su misterio que es la energía que todo lo contiene, mantiene, aviva y bendice.

No tiene nombre como el Dios o la Diosa, porque es único.

No tiene sexo ni polaridad porque su energía lo abarca todo.

Tanto el Dios como la Diosa son sus manifestaciones (masculina y femenina), sus rayos, sus formas de expresarse.

Para conectar con él no hace falta acudir a ningún lugar concreto, ya que lo encontramos en cada flor, en cada piedra, en cada nube, árbol, animal o planta. Su presencia es el destino final de la existencia, pues él nos recibe cuando nuestro destino espiritual concluye. Nos enseña la manera de ayudar a los que aún viven y nos alumbra cuando necesitamos paz. Nunca ha dejado de estar aquí, pues todo lo que existe (incluso nuestro cuerpo) está lleno de su energía. Se podría llamar el Alma Existencia también, porque permite que todo tenga esencia. Su presencia nunca nos ha fallado, y cuando nos vamos a dormir, nuestro espíritu se conecta con su fuerza.

Los Hermetistas lo llaman EL TODO, pues lo abarca todo.

Los Wiccanos lo llamamos el Espíritu o el Gran Espíritu, pues es el más grande.

Los Cristianos lo llaman Espíritu Santo, pues es el más santo.

Los Chinos y Japoneses llaman a su radiación Chí y Kí.

La palabra moderna que define a su radiación es "Energía Vital" y si nos damos cuenta, todas estas culturas y religiones hablan de lo mismo; de una energía sutil que recorre nuestro cuerpo y que está presente en todo el Universo. Todos los seres tenemos en común su conexión, pues todos estamos unidos a su presencia. Aunque en el Universo haya diferencias entre seres, animales, plantas, montañas y fuerzas superiores, él está en todos. Por el Espíritu los Seres Humanos somos conscientes de nuestra vida. Sabemos que existimos y nos cuestionamos nuestro último destino. Por él llegamos a pensar; "quienes somos", "de donde venimos", y a" donde vamos". Él es el que se encarga que los seres vivamos unos con otros, conectados por una energía invisible (llamada red) que nos acerca. Así como el Dios y la Diosa nos ofrecen los instintos de Supervivencia y Conservación, el Espíritu nos ofrece el Instinto de Hermandad y Conexión. Con él todo se vincula, se unifica y gracias a su presencia todo se religa.

Cuando los Wiccanos hablan de su presencia, podemos referirnos tanto a su presencia, como a su energía. Un Wiccano puede decir; "voy a llamar al Espíritu", "necesito rezar al Espíritu" o "estoy invocando al Espíritu" y con esta expresión quiere decir que nos estamos dirigiéndonos a su presencia. Cuando decimos; "todo está lleno del Espíritu", "esta planta tiene Espíritu" o "he sentido al Espíritu", nos referimos a su energía, a la energía divina que emana de su interior .

Creer en el Espíritu y ser conscientes de su presencia hace que seamos más conscientes de nuestro ser y de todo lo que nos rodea. Hace que veamos las plantas, los animales, las montañas, las flores y piedras como "baterías fotovoltáicas" cargadas de su don. Su comprensión nos recuerda que nada está separado, que todo está unido, y que todos somos Uno. .. Las enseñanzas de los Indios Norte-Americanos tienen mucho que decir acerca del Espíritu. Para ellos todo pertenece al Gran Espíritu, y sus creencias tienen mucho en común con la Wicca. Comprender totalmente al Gran Espíritu es imposible, pero lo que sí podemos hacer es entender que la Espiritualidad no consiste sólo en creer o pensar en la Divinidad, sino en sentir su Amor como el vínculo que tenemos todos los seres, pues todos estamos interconectados por su energía.

(( UN POCO DE HISTORIA ))

Hacia el 600 a.C. se inicia en Grecia la ciencia y la filosofía del mundo occidental moderno; todo el conocimiento se englobaba dentro del término filosofía natural. Los filósofos griegos presocráticos se enfrentaron a las mismas preguntas eternas y esenciales. ¿De qué está hecho el Universo? Surge entonces el modelo de los cuatro elementos, basado en la lógica y la argumentación. Aristóteles y Platón reformularon, en parte, el modelo de los cuatro elementos, y Anaxágoras lo profundiza, a través de su preocupación por comprender, además, los procesos de cambio de la materia”. Cuatro elementos forman la naturaleza de las cosas según estas filosofías antiguas, que son, tierra, agua, fuego y aire según los griegos, que se desarrollan sobre una materia original no calificada o primitiva llamada, el quinto elemento... Estos elementos fueron conocidos y usados por alquimistas y ocultistas de todos los tiempos, y su simbología guardaba el secreto de su conocimiento y descubrimientos. La búsqueda de la piedra filosofal y el elixir de la vida por parte de los antiguos alquimistas como Paracelso, (Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim), conocido porque se creía que había logrado la transmutación de plomo en oro, se basaba fundamentalmente en el estudio y manipulación de los cuatro elementos griegos conocidos, más un quinto elemento que se mantuvo en el más profundo secreto, y por el cual ninguno de los otros elementos podrían existir. Hoy veremos cuál es y cómo funciona el quinto elemento que Paracelso conocía y que nunca antes fue dicho. Este quinto elemento es fundamental para la existencia misma de la vida, del universo y de la transmutación de la materia del plomo al oro de nuestro interior.

En 1915 Albert Einstein postula la teoría de la relatividad general, pocos meses después en un muy breve trabajo demostró la que probablemente es la consecuencia más importante de su teoría, y publica su conocida ecuación donde dice que la energía es igual a la masa de un cuerpo por la velocidad de la luz al cuadrado (E = m x c2). Sin saberlo Einstein no sólo había demostrado su teoría, sino que también había descubierto el secreto alquímico del quinto elemento. La transmutación de la materia en energía o viceversa se llevaba a cabo por medio de una constante universal, l El quinto elemento, la luz, es el primer elemento de la voluntad del “Do”, oculto en su propio resplandor, responsable de la vida, y el medio por el cual se manifiesta la creación. Es tan poderosa su energía que es usada para manipular la realidad al darle un falso resplandor a las cosas materiales, personas e instituciones, hasta llegar a encandilar, y lograr que las unidades de carbono vuelen como hipnotizados insectos hacia su destrucción. Pero también tiene el poder de transmutar la materia, de convertir cualquier metal en oro, cualquier ego oscuro en “ser” luminoso, cualquier unidad de carbono en un Humano, libre, verdadero y justo con él y con el prójimo, y llevando consigo al planeta entero a una nueva dimensión, donde la luz no sea sólo el quinto elemento, sino también el primer y mas importante sentimiento que albergue en su interior, Luz, amor y paz.

Se que este tema dará para mucho, pero por este momento lo dejamos aquí , si lo desean retomaremos y recopilaremos toda la información que este a nuestra disposición , pero deben tener en su interior la convicción , de que somos espíritus de luz viviendo experiencias en cuerpos mortales , avatares que nos permiten recoger informaciones necesarias para la evolución y aprendizaje de nuestro ser de luz o Yo superior..

Gracias desde este pequeño lugar que llamo hogar en el cual les siento tan cerca .. Loli de luz de Necane

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://consultaespiritual.es/cultos-y-religiones/el-espiritu-el-quinto-elemento.html/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20