Espiritus y Comunicación | Ocultismo y espiritismo

Horoscopos y tarot de amor Horoscopos y tarot para el amor y para los signos del zodiaco

 

Los Espíritus errantes, o desencarnados, no ocupan una región determinada; están por doquier en el espacio y, también, a nuestro lado viéndonos y cohabitando con nosotros sin cesar, es una población invisible en torno nuestro. Ejercen sobre el mundo moral, e incluso el físico, una acción incesante; obran sobre la materia y el pensamiento y constituyen una de las potencias de la naturaleza, causa también de casos y fenómenos sin explicación o mal explicados, y que con el Espiritismo encuentran una interpretación racional.

La relación de los Espíritus con el mundo material es constante. Los Espíritus buenos nos incitan al bien sosteniéndonos en las pruebas a las que nos somete las vida; nos ayudan a soportarlas con valor y resignación. Pero, al contrario, los Espíritus de escaso grado de evolución nos empujan al mal y se complacen al vernos sucumbir y parecernos a ellos. ( ángeles y demonios ?? ).

Los Espíritus superiores nos enseñan que el egoísmo, el orgullo y la sensualidad son pasiones que nos acercan a la naturaleza animal, y nos liga a lo material. El hombre que, ya en la tierra, se desliga de las cosas materiales despreciando los bienes mundanos y ejerza el amor al prójimo se acerca a la naturaleza espiritual. Cada persona debe hacerse útil según las cualidades que Dios deposita en sus manos; de esa manera, el fuerte debe proteger al débil, el culto instruir al inculto, el sabio aconsejar al menos afortunado, etc. El que abusa de su don natural para perjudicar a los demás, está violando la ley de Dios y, por supuesto, impidiendo su propia progresión espiritual.

En el mundo de los Espíritus nada puede ser ocultado, todo se sabe. Se desenmascarará al hipócrita y se descubrirán todas las torpezas. La presencia inevitable de todos aquellos a los que hemos hecho mal será permanente, es uno de los castigos reservados. A los estados de inferioridad o superioridad de los Espíritus corresponderán penas y goces. No hay faltas irremisibles que no puedan ser reparadas mediante la expiación. El hombre encuentra la manera de hacerlo en sus diversas existencias, que le permiten adelantar, conforme a su voluntad y esfuerzo, por la senda del progreso, hacia la perfección que es la meta final a alcanzar. 

COMUNICACIÓN 

Las comunicaciones manifiestas tienen lugar por medio de la escritura, de la palabra o de otras manifestaciones a nivel material, casi siempre a través de médiums que sirven como instrumento. Los Espíritus se pueden manifestar de forma fortuita, espontánea, o tras haber sido evocados por alguien, algo más usual y lógico en reuniones espiritistas.

Los Espíritus son atraídos en virtud de su simpatía por la naturaleza del ambiente en que se les puede evocar. Los Superiores se complacen en las reuniones serias donde predomina el amor al bien y el deseo sincero de mejorar e instruirse. Su presencia aleja a los Espíritus inferiores. Estos, al contrario, encuentran acceso libre y pueden obrar con libertad entre las personas que son guiadas por la curiosidad o el interés especulativo; así como en cualquier parte que hayan malas intenciones. Lejos de obtener de ellos buenos consejos e información, sólo se debe esperar de su parte engaños, embustes, trampas, bromas de mal gusto y, a menudo, toman nombres de personas relevantes para inducir a error. Por todo ello, es peligroso realizar espiritismo cuando no se está preparado para ello.

Por suerte, es fácil distinguir a los buenos de los malos Espíritus; el lenguaje de los Superiores es, siempre, digno y noble, impregnado de la más alta moralidad y desprovisto de toda baja pasión. Sus consejos resumen la más pura sabiduría, teniendo siempre como propósito nuestro mejoramiento y el bien de la humanidad. La educación y la nobleza les distingue sobremanera del resto.

El lenguaje de los Espíritus inferiores es inconsecuente, muchas veces trivial y grosero. A veces expresan cosas buenas y verdaderas, pero en la mayoría de las ocasiones, dicen cosas falsas y absurdas por malicia o ignorancia. Bromean con la credulidad y se divierten a expensas de los que interrogan halagando su vanidad y fomentando sus deseos con falsas esperanzas.

Resumiendo un poco lo expuesto, entenderíamos que las comunicaciones serias, en la verdadera significación de la palabra, tienen lugar sólo en los centros igualmente serios, en los que sus miembros se hallan unidos por una comunión íntima de pensamientos con miras al bien.

La moral de los Espíritus superiores se resume fácilmente, como la de Jasucristo en esta máxima evangélica: " Hagamos a los demás lo que quisiéramos que los demás nos hagan a nosotros ". Es decir, hacer el bien siempre y huir del mal.

Resumamos la Doctrina Espirita en tres puntos del verdadero conocimiento:

* La vida no acaba con la muerte, no moriremos jamás.

* Ni han muerto ni morirán los seres que amamos. Siempre hay encuentro.

* Hemos sido creados todos por Dios, para perfeccionar nuestras almas con esfuerzo y trabajo.

que nuestra alma encuentre la luz de Dios  y podamos regresar al ((principio del camino )) con las manos llenas de amor y el corazón repleto de paz (((ADONAY))

 

Espiritus y Comunicación

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://consultaespiritual.es/ocultismo-y-espiritismo/espiritus-y-comunicacion.html/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente