Guerreras Mitológicas | Mitología

Horoscopos y tarot de amor Horoscopos y tarot para el amor y para los signos del zodiaco

 

LAS VALKIRIAS

Guerreras Mitológicas

Hijas de Odin, bellísimas y fortísimas guerreras, armadas de yelmo, escudo, coraza y lanza. Su tarea era la de ayudar a los valientes en las batallas, a las que acudían a través de los montones de cadáveres, cabalgando corceles encantados. Ellas y sus caballos eran las personificaciones de las nubes, y sus relucientes armas las de los relámpagos. Los antiguos imaginaban que descendían en picado a la orden de Valfather. Cogían a los héroes moribundos, los reanimaban con un beso y los conducían al Walhalla (paraíso de los héroes), residencia habitual de Odin. Allí les dejaban reposar, alimentándolos con hidromiel y deleitándolos con las bellezas de aquella morada. La residencia habitual de las Valkirias era el Wingolf, su mundo en exclusiva, situado al lado del Walhalla. Eran muy numerosas y las comandaba Freya, a la que debían obedecer siempre, bajo pena de severos castigos, el más humillante de los cuales era la pérdida de la categoría de Valkiria. Belicosas, pero siempre vírgenes, tenían la facultad de transformarse en cisnes.

La más célebre de las Valkirias, hecha famosa por Richard Wagner, fue Brunilda. Las más mencionadas son: Mista, Rista, Hilda, Thruda, Hlök, Herfjotern, Ragyd, Gud, Skogul y Hrund. La más bella era Hnos.

Valkirias: O llamadas también doncellas de Urd, Vestían cascos de plata o de oro y corseletes rojos como la sangre y, portando lanzas y escudos resplandecientes, cargaban audazmente a través del fragor de la batalla sobre sus briosos corceles blancos. Estos caballos galopaban a través de los dominios del aire y sobre el palpitante Bifröst, llevando no sólo a sus hermosas jinetes, sino también a los héroes caídos que, tras haber recibido el beso de la muerte de las valkirias, eran transportados inmediatamente al Valhalla por mando de Odín, . En su mayor parte tenían origen celestial, pero frecuentemente muchachas de estirpe nobilísima eran acogidas en vida entre las valkirias, y daban alguna vez su amor a los héroes. Entre las más importantes destacan: Hlin, quien llevaba a Freya las oraciones de los hombres y mujeres, Gna, era la rápida mensajera, que va y vuelve a la Tierra, contemplando y recordando, Lofn, guardián de los amantes, en cuyo nombre se hacen los juramentos, Vjofr, la pacificadora, que une a los amantes y los esposos que han peleado, Syn, la sabia guardiana de la puerta y Gefjon, guardiana de las doncellas vírgenes que nunca se casaran.

Wayland y las Valkirias.

Se suponía que las valkirias realizaban vuelos frecuentes a la tierra con plumajes de cisne, que ellas se quitaban al llegar a un río apartado, para poder disfrutar de un baño. Cualquier mortal que las sorprendiera de este modo y obtuviera su plumaje, podía evitar que abandonaran la Tierra e incluso podía obligar a estas orgullosas guerreras a casarse con ellos si ése era su deseo.

Se dice que tres valkirias, Olrun, Alvit y Svanhvit, estaban jugando en una ocasión en las aguas, cuando los tres hermanos Egil, Slagfinn y Völund o Wayland el herrero, se aparecieron de repente ante ellas y, cogiendo sus plumajes de cisne, los jóvenes las obligaron a permanecer en la Tierra y a convertirse en sus esposas durante nueve años, pero al finalizar ese período, recuperando sus plumajes, o rompiéndose el hechizo de alguna otra manera, lograron escapar.

Los hermanos sintieron profundamente la pérdida de sus esposas y dos de ellos, Egil y Slagfinn, tras ponerse su calzado de nieve, se fueron en busca de sus amadas, desapareciendo en las frías y nebulosas regiones del Norte. El tercer hermano, Völund, sin embargo, permaneció en casa, sabiendo que cualquier búsqueda sería inútil y encontró consuelo contemplando un anillo que Alvit le había entregado como prueba de su amor y guardó constantemente la esperanza de que algún día regresara. Ya que era un herrero muy hábil y podía fabricar los más delicados ornamentos de plata y oro, al igual que armas mágicas que ningún golpe podía partir, empleó su tiempo libre en fabricar setecientos anillos exactos al que su mujer le había regalado. Una vez terminados, los ató uno con otro. Pero una noche, tras regresar de la caza, encontró que alguien se había llevado uno de los anillos, dejando los otros intactos y sus esperanzas se vieron renovadas, ya que se dijo a sí mismo que su esposa había estado allí y pronto regresaría para quedarse.

La misma noche, sin embargo, fue sorprendido mientras dormía y atado y hecho prisionero de Nidud, rey de Suecia, que se hizo con su espada, una selecta arma con poderes mágicos que guardaba para uso propio y con el anillo de amor hecho de puro oro del Rin, que posteriormente le dio a su única hija, Bodvild. Mientas, el infeliz Völund fue conducido cautivo hasta una isla cercana donde, tras ser desjarreteado para que no pudiese escapar, el rey le puso a forjar armas y ornamentos continuamente para su uso. También le exigió construir un intrincado laberinto, e incluso hoy en día, en Islandia, los laberintos se conocen como "casas de Völund".

La rabia y la desesperación de Völund crecía con cada nuevo insulto que le profería Nidud y empleaba noche y día para pensar en un modo de vengarse. Tampoco se olvidó de planear su escapatoria y durante los descansos entre trabajo y trabajo fabricó un par de alas similares a aquellas que su esposa había utilizado para escapar como valkiria, que él pretendía ponerse tan pronto como su venganza hubiese sido realizada. Un día el rey fue a visitar a su prisionero y le trajo la espada que le había robado para que la reparara. Sin embargo, Völund la sustituyó astutamente por otra arma tan exactamente igual a la espada mágica como para engañar al rey cuando viniese a reclamarla. Unos pocos días más tarde, Völund atrajo a los hijos del rey a su herrería y los mató, tras lo cual fabricó ingeniosamente vasos de beber a partir de sus cráneos y joyas a partir de sus ojos y dientes, entregándoselos a sus padres y hermana.

La familia real no sospechó de dónde procedían, por lo que estos regales fueron aceptados con gozo. Mientras que los pobres jóvenes, se cree que fueron arrastrados al mar y ahogados.

Algún tiempo después, Bodvild, deseando tener su anillo arreglado, también visitó la cabaña del herrero, donde, mientras esperaba, bebió confiadamente de una droga mágica que la sumió en el sueño y la dejó a merced de Völund. Habiendo concluido su último acto de venganza, Völund se puso inmediatamente las alas que había estado preparando para este día y, cogiendo su espada y su anillo, alzó lentamente el vuelo. Dirigiéndose hacia el palacio, se posó fuera de alcance y le relató sus crímenes a Nidud. El rey, fuera de sí de rabia, llamó a Egil, hermano de Völund, que también había caído en su poder y le ordenó que utilizara sus maravillosas dotes de arquero para abatir al insolente pájaro. Obedeciendo una señal de Völund, Egil apuntó hacia una protuberancia bajo su ala, donde se ocultaba una vejiga llena de sangre de los jóvenes príncipes y el herrero escapó volando triunfante e ileso, declarando que Odín le entregaría su espada a Sigmund, una predicción que se vio debidamente cumplida.

Völund se dirigió entonces a Alfheim, donde, si la leyenda está en lo cierto, encontró a su amada esposa, siendo por siempre feliz junto a ella hasta el ocaso de los dioses.

Pero incluso en Alfheim este diestro herrero siguió ejerciendo su oficio, y varias armaduras impenetrables, que se dice que él fabricó, son descritas en poemas heroicos posteriores. Además de Balmung y Joyeuse, las célebres espadas de Sigmund y Carlomagno, se dice que también forjó a Miming para su hijo Heime y muchas otras espadas famosas.

Freya.

Freya diosa nórdica del amor, de la belleza, de las profecías, de la atracción entre hombres y mujeres, de la magia, de la lujuria, de a vegetación, de la curación y del liderazgo.

Ella era quien encabezaba a laas Valkirias en el campo de batalla, y tenía el derecho de elegir la mitad de todos los hombres muertos en la Lid.

Brunilda.

La historia de Brunnhild (Brunilda) se encuentra de muchas formas. Algunas versiones describen a la heroína como la hija de un rey al que Odín retuvo para que le sirviera en su grupo de valkirias, otras como la líder de las valkirias e hija del mismo Odín. En la historia de Richard Wagner, "El Anillo de los Nibelungos", el gran músico presenta una concepción particularmente atractiva, aunque no obstante más moderna, de la jefa de las valkirias y su desobediencia cuando Odín le ordenó que trajera al joven Sigmund al lado de su amada Sieglinde, para llevarle hasta el Palacio de los Benditos.

Hilda.

Hilda es una valkiria que puede revivir a los muertos que caen en la guerra.

En la Leyenda de Hedin y Högni aparece como la esposa del primero y la hija del segundo.

Sigrdrifa.

Sigrdrifa tiene habilidades magicas para sanar y vencer en la batalla.

Su nobre quiere decir "la que trae la victoria".

Prior.

Prior es hija del dios Thor y Sif.

Su nombre significa “fuerza”.

Sigrún.

Sigrún es una valkiria que aparece en los textos Helgakvida Hundingsbana I y Helgakvida Hundingsbana II en donde se enamora de Helgi Hundingsbane.

Su nombre quiere decir "conocedora de los misterios de la victoria".



LAS AMAZONAS

Guerreras Mitológicas

Las Amazonas eran un pueblo de solo mujeres descendientes de Ares, dios de la guerra y de la ninfa Harmonía. Se ubicaban a veces al norte, otras en las llanuras del Cáucaso, y otras en las llanuras de la orilla izquierda del Danubio. En su gobierno no interviene ningún hombre, y como jefe tienen una reina. La presencia de los hombres era permitida siempre que desempeñaran trabajos de servidumbre. Para perpetuar la raza se unían con extranjeros, pero sólo conservaban a las niñas. Si nacían varones, se cuenta en algunas versiones, que los mutilaban dejándolos ciegos y cojos. Otras fuentes indican que los mataban. Por decreto, a todas las niñas les cortaban un seno, para facilitarles el uso del arco y el manejo de la lanza. De esta costumbre proviene su nombre 'amazonas' del griego 'amazwn' que significa 'las que no tienen seno'. Eran un pueblo muy guerrero, por lo que su diosa principal era Artemisa, la cazadora. Debido a esto, se les atribuía la fundación de Éfeso y la construcción del Gran Templo de Artemisa. Mirador del Gran Hotel Bali (Benidorm)

De este pueblo, hay muchas leyendas donde grandes héroes tuvieron que enfrentarse a ellas. Por ejemplo, Belerofonte quien luchó contra ellas por mandato de Yóbates. Una de las más conocidas es cuando Heracles (Hércules) cumple la misión que le asigna Euristeo, y se dirige a las márgenes del Termodonte a adueñarse del cinturón de Hipólita, reina de las amazonas. Ésta consintió en entregarle el cinturón a Heracles, pero la celosa Hera (esposa del dios Zeuz) provocó una rebelión entre las Amazonas, y Heracles tuvo que matar a Hipólita. Teseo que acompañaba a Heracles en su misión, se llevó a Antíope, una de las amazonas. Ellas, molestas por este atrevimiento y para vengar el rapto, hicieron la guerra contra Atenas, pero fueron derrotadas por los atenienses que estaban liderados por Teseo.

Otra hazaña legendaria que las involucra, es la ayuda que le brindaron a los troyanos durante la guerra de Troya. Pentesilea, reina amazona, envió un grupo de apoyo a Príamo, rey troyano. Aquiles dio muerte a Pentesilea, quien antes de morir, hizo que éste se enamorara perdidamente de ella, lo que le infundió gran sufrimiento.

Hipólita. Hipólita es la reina de las amazonas. Es hija del dios de la guerra Ares. Tiene un cinturon mágico que le regalo su padre Ares.

En unas de las misiones que Heracles (Hercules) necesita que cumplir para redimir sus pecados, tiene que robar el cinturon de Hipólita.

Segun una versión, Hipólita se enamoraba de Heracles y le entregaba el cinturon por propia voluntad.

Pentesilea.

Pentesilea es una reina amazona. Según unas versiones es hermana de Hipólita. Es hija de Ares y Otrera. En unas tradiciones luchó en la Guerra de Troya. Es asesinada por Aquiles. Las tradiciones le atribuyen un hijo, Caístro.

Antianira.

Antianira es la amazona que sucedióa Pentesilea como reina. Hay una leyenda que dice que mando a castrar a todos sus sirvientes.

Tuvo un romance con el Dios Hermes del cual nacieron dos hijos.

Antíope. Antíope es otra reina amazona. Es hija del dios Ares.Según una tradición, es secuestrada por Terseo (el acompañante de Heracles en sus misiones de redencion), y la hace su amante. Y por este motivo las amazonas, inician una guerra para liberarla.

Lisipe.

Lisipe es la reina amazona que fundo la ciudad de Temiscira. Es hija del dios Ares y Harmonía. Intituyó un monton de leyes y preceptos.

Tiene un hijo, Tanaís. Este mismo, ofendió a Afrodita, la diosa del amor, y ella hace que se enamore de su madre hasta que el muchacho se suicido en el río. Por este motivo, Lisipe nombra al río como su hijo y decide irse con su pueblo hasta donde fundará la ciudad de Temiscira cerca del mar negro.

Talestris. La reina de las amazonas Talestris, es conocida por la leyenda Romances de Alejandro, donde llevo a 300 mujeres para que Alejandro les engendrara hijos para hacer una raza de niños guerreros con sus cualidades. Mirina. Mirina es una reina amazonas que realizó grandes conquistas, entre ellas, la Atlantida, Libia y logro derrotar a un ejercito de Gorgonas (mostruos).

 

LAS GUERRERAS CELTAS

Guerreras Mitológicas



Las mujeres celtas tenían un desarrollado gusto por la coquetería. Llevaban sus cabelleras trenzadas, usaban muchos adornos y hasta cosían pequeñas campanillas en sus ropas a fin de llamar la atención. Se maquillaban con una hierba llamada "ruan" y con jugo de bayas.

 Pero estas mismas mujeres, mantenían una estrecha relación con los hombres de la tribu, trabajaban desde su niñez y aprendían el manejo de las armas a corta edad. Debido a su vida de viajeras, estaban preparadas para el combate y para defenderse tanto de serpientes como de osos.

La mujer ocupa un lugar de gran importancia en el mundo celta hasta el punto de que dioses y héroes reciben, en muchas ocasiones, el nombre materno. Madres, esposas, hermanas, amigas y amantes, también sabían luchar en la batalla; entendían de leyes, dirigían hogares, trabajan el campo, se experimentaban en la lucha; conocían las ciencias de la magia, la poesía y la escritura. Su situación era de igual a igual, respecto al hombre, en la sociedad celta, una característica que recuerda mucho a la posición de la mujer en el antiguo Egipto, muy similar al caso de las mujeres celtas. Se confiaba mucho en sus conocimientos del mundo natural, con independencia de la indiscutible sabiduría druídica; no tenían tabúes en el campo de la sexualidad y defendían a sangre y fuego a su pueblo en caso de ser atacados por algún enemigo. La multiplicidad de diosas que cuenta el mundo celta demuestra la importancia de la mujer en su sociedad, sin robarle la suya a los varones. En el caso del origen de los Tuatha Dè Dannae, se les conoce como los hijos de la diosa Danu. Los hijos de la diosa DANA.



En todas las culturas precélticas indoeuropeas el papel de las diosas-madre fue básico. Las primeras diosas madre simbolizaron la fuerza de la tierra para cubrir las necesidades de los hombres; concedía fertilidad, acompañaban a los hombres en su soledad, les sanaban en caso de mala salud. El Sanas Cormaic irlandés la llaman ANA a DANA

 En Killarney, Munster, se elevan dos colinas a las que se les dio el nombre de Da Chích Anann o “los dos pechos de Ana”, en alusión a su tarea nutricia. La propia Irlanda fue llamada îat Anann. En muchos monumentos megalíticos suelen representarse sus atributos: el hacha, que representa la autoridad sacrificial; el cayado de pastor, como guía y la serpiente, como fuerza fecundadora. También hay en sus cercanías animales con cuernos como ciervos, vacas, toros, bueyes, carneros, al ser tribus que conseguían buena parte de su alimento con la caza. Los Tuatha recibieron a esta diosa madre Dana, o Ana, como herencia de otras culturas más antiguas, extendiéndose luego por todo el mundo celta.

Los celtas conservaron, pese a su arrolladora masculinidad y una organización básicamente patriarcal, una indiscutible devoción hacia Dana, la dama de los dólmenes, como madre de todos los dioses. Los relatos populares la consideran como reina de las hadas, de los enanos o korrigans, a cuyo cuidado estaban confiadas enormes riquezas subterráneas. La consideraban, en resumen, la gran regidora de un inframundo misterioso y, en ocasiones, hasta mortal. Hay quien dice que era esa anciana de aspecto terrible, hechicera implacable pero también bienhechora que no desdeñaba echar una mano a quienes lo necesitaban, si demostraban que tenían buen corazón. La diosa madre pasó a llamarse, tras la cristianización, Santa Ana, la madre de la Virgen María, mateniendo su antiguo prestigio como diosa de la fertilidad, y protectora bajo los auspicios de la luna. Los gaélicos la bautizaron con los nombres de Brigantia y Gwen.

Fueron muy consideradas en muchos aspectos y eran tan buenas guerreras como los hombres, con los mismos valores en la lucha que ellos, siendo usual que luchasen codo con codo, muy temidas por su valentía y fuerza, no se las vencía físicamente con facilidad; sin embargo sus mitos, sus creencias, no fueron destruidas por los romanos en la lucha, sino por los cristianos.

Las mujeres celtas tenían una participación activa en las actividades políticas y militares. Participaban en las asambleas y tenían los mismos derechos y obligaciones en la mayoría de las tribus. Mujeres que en la guerra precedían a los hombres en la lucha, a veces como fieras desnudas gritando y aullando, haciendo sonar diversos utensilios e insultando al enemigo con palabras hirientes, empuñando teas e imitando a la diosa guerrera “La Morrigan” con sus hechizos para la victoria. Y si iniciada la lucha, el hombre que a su lado estaba, caía herido o muertos por las armas enemigas, ella lo reemplazaba.

Las conquistas romanas y la inmersión en su mentalidad por parte de casi todos los pueblos celtas, excepción hecha de Irlanda y las altas Tierras Escocesas, se perdió considerable y notablemente la visión particular que se tenía de la mujer, no solo ya, en sus aptitudes guerreras, sino como ser viviente.



Ammanianus Mercellinus, dijo sobre las mujeres celtas: "Unas lobas en celo no lucharían tan rabiosamente para proteger a su camada como ellas..."



Los romanos, en su mayoría consideraban a la mujer como portadora de niños o simples objetos de placer. Como mucho, se la tenía en cuenta como ser capaz de dar continuidad a la “gens” romana. Sin embargo, y decididamente la función de la mujer como guerrera ya con la cristianización, perdió toda su importancia, y le fue arrebatada esa posibilidad.

Boudica. Boudica fue una reina de los icenos. Lideró a las tribus britanas y realizó un levantamiento contra la ocupación romana en tienpos del emperador Nerón.

Su nombre quiere decir "victoria". Es descrita por Dion Casio como alta, de voz áspera y mirada feroz,  cabello pelirrojo hasta la cadera, muy inteligente “ poseía una inteligencia más grande que la que generalmente tienen las mujeres ”.

Camandua.

Camandua es la última reina de la tribu celta de los brigantes. Ella participó en la resistencia contra la conquista del Emperador Claudio hacia los pueblos britanos. Su nombre quiere decir "caballo elegante". Su primer marido se llamaba Venutius.

Diosa Morrigan. En la mitología celta Morrigan es la diosa de la guerra, la muerte y la destrucción.

Es una diosa importante en la mitología celta ya que es considerada la que alienta a los soldados en batalla; suele aparecerce en forma de cuervo. Su nombre quiere decir "Reina espectral o reina fantasma".

Espero el tema sea de vuestro interés y agrado.

Un saludo, Aroa.



 

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://consultaespiritual.es/mitología/guerreras-mitologicas.html/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20