Jose el soñador biblia - La Biblia

 

 

 


¿Quien era Jose?
José fue el undécimo hijo de los doce que tuvo Jacob, y su madre fue Raquel. Jacob lo amaba más que a sus otros hijos y ello produjo la envidia de sus hermanos. José tenía a su vez sueños en los que aparecía alzado por encima de éstos y prediciendo lo que iba a suceder en el futuro.

 

Historia de Jose el soñador

Una historia que comienza con favoritismo, celos y amargura, muestra cómo Dios puede convertir estas cosas en algo bueno. En todo momento, a pesar de todas las provocaciones y dificultades, José permanece fiel a Dios, y cuando es colocado en una posición de poder, utiliza ese poder para ayudar a su pueblo en la adversidad.

 

Los sueños de jose

José creció como el claro favorito de su padre, Jacob. Era el primogénito de Raquel, la esposa favorita de Jacob, que había fallecido al dar a luz a su segundo hijo, Benjamín. En una muestra de amor por José, Jacob le regaló un abrigo especial de muchos colores. Los diez hermanastros de José odiaban su condición especial. Nacieron de Lea, cuyo padre, Labán, había engañado a Jacob para que se casara con ella. Lamentablemente, Jacob no amaba a Lía tanto como a Raquel.

Aún más frustrante para los hermanos de José eran sus sueños grandiosos. Una vez soñó que once fardos de grano, cada uno de los cuales representaba a uno de sus hermanos, se inclinaban hacia su fardo. En otro sueño, que José relató fielmente, el sol (que representaba a su padre), la luna (su madre) y once estrellas (no hay que adivinar), se inclinaban ante él.

Con su hermoso abrigo, su trato preferencial y sus sueños de grandeza, José era un hombre marcado en lo que respecta a sus hermanos.

Traición de sus hermanos

Un día, Jacob envió a José a llevar provisiones a sus hermanos que estaban fuera pastoreando ovejas. Cuando los encontró en un lugar llamado Dotán, la mayoría de los celosos hermanos de José querían matarlo y arrojar su cuerpo a un pozo vacío.

Uno de los hermanos, Rubén, les pidió que se contuvieran y les sugirió que tiraran a José vivo al pozo. Rubén planeó en secreto volver más tarde para rescatar a su hermano soñador y llevarlo de vuelta a su padre.

Los hermanos aceptaron y arrojaron a José al pozo, pero antes de que Rubén pudiera rescatar al niño, los hermanos lo vendieron como esclavo a unos mercaderes que pasaban por allí y se dirigían a Egipto. Los hermanos decidieron explicar la desaparición de José a su padre Jacob manchando su abrigo con sangre de cabra. Cuando Jacob vio el abrigo, quedó comprensiblemente desolado y convencido de que su hijo favorito había muerto.



Contenido Relacionado :
 
La última cena

Mientras tanto, José había pasado de ser un hijo mimado y privilegiado a un esclavo impotente que se dirigía a una tierra extranjera.

Jose es vendido

Al llegar a Egipto, los mercaderes vendieron a José como esclavo a Potifar, el capitán de la guardia del Faraón. José hizo un gran trabajo para Potifar y pronto fue ascendido a jefe de toda la casa. José fue puesto a cargo de todo lo que poseía Potifar. Las cosas iban bien para José, pero cierto miembro de la casa de Potifar estaba a punto de deshacer todo su éxito.

 

José era un tipo guapo y la mujer de su amo se había dado cuenta. De hecho, estaba tan enamorada de él que intentó en varias ocasiones que se acostara con ella.

José se negó, diciendo que su amo le había confiado todo menos a su mujer, y que acostarse con ella sería pecar contra Dios.

Pero la tentadora no se rindió. Un día lo acorraló y le agarró el manto cuando intentó huir. Capa en mano, la mujer de Potifar afirmó a los hombres de la casa que José había intentado violarla.

Jose va a prisión

Ante las descabelladas afirmaciones de su mujer sobre José, Potifar no tuvo más remedio que hacer que lo metieran en la cárcel. José era inocente de cualquier delito y estuvo a la altura de las circunstancias. Impresionó tanto al director de la prisión que lo puso a cargo de los demás prisioneros.

Mientras estaba en prisión, José interpretó los sueños de dos compañeros: El copero del faraón y su panadero jefe. El sueño del copero, en el que servía al faraón zumo de uva recién exprimido, era una señal de que se le devolvería su antiguo puesto. José le dijo al panadero que su sueño en el que los pájaros comían el pan de las cestas destinadas al Faraón señalaba, por desgracia, su inminente ejecución.

Ambas predicciones se cumplieron. El panadero fue ejecutado y los pájaros se alimentaron de su cadáver, mientras que el copero fue restituido. Rápidamente se olvidó de José, lo que fue particularmente ingrato, ya que José le había pedido específicamente que solicitara al Faraón su liberación.



Contenido Relacionado :
 
Jacob y Esau

Jose interpreta el sueño de faraon

No fue hasta que el propio Faraón tuvo un mal sueño dos años después que el olvidadizo copero pensó en mencionar a José. El Faraón soñó que siete vacas flacas se comían a siete gordas y que siete espigas marchitas consumían siete espigas gordas. Cuando los funcionarios del faraón no supieron interpretar el sueño, el copero restablecido se acordó de José y sugirió que se buscara su sabiduría. Euromillones con ChatGPT IA

José reveló al Faraón que su sueño anunciaría siete años de abundancia que precederían a una hambruna que también duraría siete años. Sugirió al Faraón que pensara en el futuro y que hiciera acopio de grano para prepararse para la hambruna prevista para dentro de siete años.

La interpretación del sueño, junto con el buen consejo que recibió, causó una gran impresión en el faraón, que decidió nombrar a José su segundo al mando en Egipto. José pasó a supervisar el acopio de grano en preparación para la gran hambruna que se avecinaba. A los treinta años, José había ascendido a la segunda posición más poderosa de la tierra.

Se cumple la interpretación  de Jose

Tal y como había predicho José, se sucedieron siete años de abundancia y él supervisó la recogida y el almacenamiento del grano. La cantidad de grano almacenado era tan grande que era imposible llevar un registro exacto.

Pero los felices siete años de abundancia se interrumpieron cuando, efectivamente, la hambruna golpeó la tierra con fuerza. No sólo hubo hambruna en Egipto, sino que todo el mundo la sufrió.

Los egipcios fueron dirigidos por el Faraón a ver a José para comprar grano de los almacenes. Se corrió la voz de que había grano en Egipto y, con el tiempo, un anciano, Jacob, envió a sus hijos a comprarlo.

 

Y así fue como muchos años después, José, ahora gobernador de Egipto, se encontró cara a cara con sus traicioneros hermanos. Ellos no lo reconocieron, pero se inclinaron ante él. José fingió no reconocerlos.

Jose y sus hermanos

El gobernador de Egipto decidió poner a prueba a sus hermanos. Les habló con dureza, exigiendo saber de dónde habían venido y los acusó de ser espías. Aterrados, insistieron en que eran hermanos, que su hermano menor estaba en casa y que un hermano "ya no estaba". José les preguntó si su padre seguía vivo.



Contenido Relacionado :
 
Elias el profeta

José mandó encarcelar a sus hermanos durante tres días. Luego ordenó que uno de los hermanos permaneciera como rehén en la prisión hasta que los restantes regresaran con su hermano menor.

En ese momento, los hermanos se sintieron convencidos de que estaban siendo castigados por el trato despiadado que habían dado a José tantos años antes. Ataron a Simeón ante sus ojos y luego los enviaron a casa con sacos de grano. Sin saberlo, la plata con la que habían comprado el grano estaba escondida en los sacos.

Lleno de dolor, Jacob comprendió que debía permitir que Benjamín regresara a Egipto con sus hermanos.

Jose se reune con su familia

Cuando los hermanos regresaron a Egipto con Benjamín, José se sintió abrumado por la emoción. Pero ocultó sus sentimientos e invitó a sus hermanos, incluido Simeón, que había sido liberado, a reunirse con él en un banquete.

Esa noche, José ordenó que los burros de sus hermanos fueran cargados con todo el grano que necesitaban, junto con la plata que habían traído (que era el doble para compensar el último viaje). José también ordenó que su copa de plata fuera escondida en el saco de Benjamín.

Apenas los hermanos partieron hacia su casa, el mayordomo de José se puso a buscar la copa de plata. Cuando se descubrió la copa en el saco de Benjamín, se le ordenó que permaneciera como esclavo de José. Judá le rogó a José que le permitiera ser esclavo en lugar de Benjamín.

En ese momento, José no pudo contenerse más y rompió a llorar, diciendo a sus hermanos quién era realmente. Aseguró a sus aterrorizados hermanos que no les haría daño y les hizo llamar a su padre a Egipto.

Jacob se reunió con su hijo perdido antes de morir. José, un verdadero héroe bíblico, había salvado a su familia y mostrado el tremendo poder del perdón.

Vídeos de Jose el soñador biblia

https://www.youtube.com/watch?v=_XbKEj0QqRw

Contenido


Jose el soñador biblia - La Biblia

Jose el soñador biblia - La Biblia

Una historia que comienza con favoritismo, celos y amargura, muestra cómo Dios puede convertir estas cosas en algo bueno. En todo momento, a pesar de todas la

horoscopos

es

https://horoscoposyamor.com/static/images/horoscopos-jose-el-sonador-biblia-la-biblia-6279-0.jpg

2023-11-07

 

Jose el soñador biblia - La Biblia
Jose el soñador biblia - La Biblia

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20