Por qué ? Creemos en fantasmas y casas encantadas

Horoscopos y tarot de amor Horoscopos y tarot para el amor y para los signos del zodiaco

 

:Que les parece si nos adentramos en el mundo de lo paranormal ,!! en este tema tocaremos con mucho respeto lo que entendemos por casas encantadas y por espíritus o fantasmas , desde un punto científico que según ellos tiene la razón experimentemos y analicemos sus posturas y opiniones , pueden no ser lo que pensamos pero pueden desvelar un rayito de luz sobre un tema que nos horroriza quizás por respeto o por miedo  a !! la muerte !! ese plano desconocido :



La mayoría piensa que una casa encantada/embrujada es una casa que esta abandonada y esta habitada por espíritus malignos. La definición de una casa encantada/embrujada es una casa en la que se cree es el centro de ocurrencias sobrenaturales/supernaturales o fenómenos paranormales.!!,Fantasia o realidad !! Es donde residen los fantasmas y demonios, o también donde habitan los espíritus de aquellas personas que en vida vivieron en ella o están familiarizados con la propiedad. El decir que hay actividad supernatural dentro de una casa, es decir que esta asociada con eventos violentos o trágicos que hayan sucedido en el pasado (puede ser remoto o reciente),como por ejemplo una muerte accidental, un suicidio o un asesinato. La gente visita estos lugares con anticipación y excitación, sin pensar que puede suceder, una vez estén dentro de estos recintos, y algunos hasta se comportan de una manera irreverente y poco respetuosa. con lo que experimentan o perciben)

¿Por qué creemos en fantasmas y casas encantadas?

La fe en lo sobrenatural es extremadamente común, y no puede ser eliminada con una educación científica, asegura desde Gran Bretaña el psicólogo de la Universidad de Bristol, Bruce Hood. La razón: los seres humanos nacen con un cerebro preparado para darle sentido al mundo, aunque sea a través de explicaciones que van más allá de lo racional y de lo natural. Esa característica les permite adaptarse y sobrevivir.. En su libro Supersense: Why we believe in the unbelievable (Supersentido: por qué creemos en lo increíble), Hood analiza una capacidad específica del ser humano: la de creer que existen energías, patrones, fuerzas y entidades que operan en el mundo, a pesar de que la ciencia las niegue categóricamente.

Estas creencias y prácticas son, sin embargo, la norma y no la excepción. Así, por ejemplo, en una encuesta realizada en 2005 con 1.000 adultos estadounidenses, se constató que el 73% de éstos afirmaba creer en, al menos, un fenómeno sobrenatural. En percepciones extra sensoriales creía el 41%. En casas encantadas, el 37%. En fantasmas, el 32%. En telepatía, el 31%. En la clarividencia, el 26%. En la posibilidad de comunicarse con los muertos, el 21%. ¿De dónde proceden todas estas creencias? Según Hood, muchas de ellas tienen su origen en la forma en que los niños piensan, de forma espontánea, el mundo. El psicólogo argumenta que los niños generan el conocimiento a través del razonamiento intuitivo, un proceso que produce tanto creencias naturales como sobrenaturales. Con la educación científica se aprende que las creencias sobrenaturales son irracionales, pero dado que éstas operan en un nivel intuitivo, en realidad son muy resistentes a la razón y pueden permanecer dormidas incluso en las mentes de los adultos más racionales. Según el científico: estamos pre-equipados con un diseño mental que crea un supersentido destinado a dar forma a nuestras intuiciones y supersticiones y que resulta esencial para nuestra manera de aprender a comprender el mundo. Por eso, afirma, es muy probable que no seamos capaces de eliminar del todo las creencias sobrenaturales o las actitudes supersticiosas que las acompañan. Además, estas creencias podrían servir para desarrollar los lazos de los grupos sociales, a pesar de que algunas de ellas persigan o marginen a los que no las comparten.

El primer pensamiento que tenemos es que cuando una persona muere, su cuerpo se hace tierra o cenizas y su alma se va al cielo o el infierno, sin embargo es más complicado lo que sucede y un verdadero análisis puede no gustarnos o ser una esperanza para los que quisiéramos volver a tener cerca a nuestros seres amados que han partido, adelantándosenos. Hoy en día el concepto filosófico de la muerte es seco y duro, se murió y paso de este mundo a otro; o se dice: Dios lo mando llamar y ahora está con Él, pero ya no nos interesa saber o entender lo que sucede en el instante de pasar esa barrera, muro o umbral que divide a los dos mundos, si es que los hay, es más importante analizar ese límite o umbral para entender algunos de los parámetros con los cuales lo entenderemos, pues son la concepción de la energía dentro del organismo. Freidora Kenex

Con la ayuda de la cámara Kirlian se han encontrado microorganismos congelados en el Ártico, cuyas edades son de varios miles de años y en esta cámara se ve cómo su aura está viva, y el aura se le considera como una característica de los seres vivos. Para entender mejor la muerte la podemos dividir en física y energética; la primera viene en el momento en que nuestro organismo deja de funcionar, es decir el cuerpo ya no es capaz de valerse por sí mismo; y por esta razón, se le entierra o se quema; la otra muerte, la energética, viene en el momento en que esa energía que da vida se tiene que separar de un cuerpo que ya no es capaz de detenerla y alimentarla, es una energía débil, pero cuyas caraterísticas aún no entendidas la hacen tener forma definida y orientada, razón en el ser humano, pudiese ser lo que la gente conoce como alma, después de la muerte física los pulmones ya no introducen oxígeno al organismo, la sangre ya no fluye por la venas, sin embargo dentro de las células hay alimento y muchas otras sustancia, por lo mismo ellas siguen trabajando y produciendo energía, aunque en un grado mucho menor, por eso el alma o esa energía orientada continúa unida al cuerpo, ya que se sigue alimentando durante varios días, si la persona fue centrada, equilibrada emocionalmente como producto de una paz interna provocada por su buen comportamiento, el alma permanecerá unida al cuerpo más tiempo, pero una inestabilidad de la persona en vida podría generar alteraciones en la generación de energía del cuerpo, lo que perturbaría la inestabilidad en el alma como energía con forma definida y orientada, la cual chocara con la del cuerpo y esto le provocaría sufrir reacciones en el mismo, es decir, el alma sufriría, por lo mismo abandonaría rápido al organismo, buscando otro lugar al cual ir a posarse, y a esto es lo que le llamaríamos un alma en pena, que no es otra cosa que una energía con forma definida y controlada en búsqueda del equilibrio, ya que no alcanzó a encontrarlo en su cuerpo, cuando éste lo tenía.

Bueno, esa alma o energía a algún lugar deben ir a dar, y cuando encuentran un buen medio lo utilizan, que es lo que entendemos por fantasmas, almas en pena, quienes mueven objetos, encienden luces o le hablan al oído a personas vivas. A mi parecer, el hecho de incinerar cadáveres no es correcto, esa energía o alma de la que hablamos, aún sigue en el cuerpo y si se quema se le está obligando a salir rápido y forzada mente del mismo, ocasionándole dolor y hasta destruirla; quienes dicen que ya en ese momento los muertos no sienten nada, están en un grave error, hablan por ellos mismos, porque ellos no sienten dolor creen que quien ya pasó a la muerte no siente nada, pero ¿quién ha muerto y ha vuelto para hablar con toda seguridad sobre lo que sucede?, incluso la explicación que se da sobre lo que acontece durante la muerte es un análisis lógico y razonado pero personal, sin embargo es necesario que ustedes lo mediten para entenderlo, ya que se aprecia más cada caso al con vivirlo con otras personas.



Bien como pueden comprobar muchos científicos opinan y piensan que podemos caer en error sobre lo que opinamos de la muerte , de los espiritus o fantasmas , pero como demostrar que realmente, estamos en un momento de transito ,por lo que e podido experimentar en mi misma , solo es un cambio de plano o de dimensión como quieran llamarlo los estudiados en ello , también decir que por mi propia experiencia como médium,!!se !!que nos comunicamos con seres que están desencarnados , que podemos percibirles , e incluso verles en contadas ocasiones , realidad , sugestión , aquí queda , pero yo les diría !! están seguros de que no hay nada después de esta existencia !! difícil asegurar lo que nuestra mente puede mostrarnos del !otro lado , Quedense con esta pregunta e investiguen así conocerán realidades que les pondrán los pelos de punta y después digan que los espíritus no existen .. Con todo mi cariño deseando que este tema les haya fascinado un poquito .. un abrazo desde mi corazón.. Loli de luz de Necane

Por qué ? Creemos en fantasmas y casas encantadas

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://consultaespiritual.es/ocultismo-y-espiritismo/por-que-creemos-en-fantasmas-y-casas-encantadas.html/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20