Romanos 12:2 - La Biblia

 

 

 


Romanos 12:2
No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Reflexión sobre Romanos 12:2

Como creyentes hemos sido llamados a la consagración personal, donde nuestras vidas son un reflejo de Cristo y nuestros cuerpos un sacrificio vivo para el Señor. Es nuestra adoración espiritual y nuestro servicio razonable el rendir nuestras vidas, nuestro ser y nuestros cuerpos al Señor - consagrarnos a Él cada día.

El mundo caído y el hombre pecador están demasiado dispuestos a apretarnos en su propio molde y a cultivar en nosotros una mentalidad mundana, en la que Dios está muy lejos. Nuestra propia naturaleza pecaminosa se rebela contra el Espíritu que mora en nuestro interior, y el Espíritu desea nuestros deseos carnales caídos, pero Pablo nos advierte que no nos conformemos a este mundo, sino que nos transformemos mediante la renovación de nuestra mente.

 

El proceso de transformación diaria, donde estamos siendo cambiados de gloria en gloria, a la imagen y semejanza de Cristo, mientras permanecemos en Él y Él en nosotros, es un proceso de toda la vida que requiere vigilancia en todo momento. El enemigo de nuestra alma desea hacer naufragar nuestra fe y hacer que nuestro testimonio sea impotente, ya sea acariciando nuestro ego o haciendo que nos volvamos temerosos. Es un engañador y asesino y lo ha sido desde el principio, y necesitamos ponernos la armadura de Dios, día a día, si queremos vencer al mundo, a la carne y al diablo.

La naturaleza pecaminosa está programada para conformarse al mundo, pero la obra transformadora del Espíritu Santo que mora en nosotros requiere la renovación continua y permanente de nuestra mente, para que nuestros pensamientos sean influenciados por la mente de Cristo, mientras el deseo de su corazón se convierte en nuestro propio deseo y deleite, y su perfecta voluntad se traduce en nuestra voluntad.



Contenido Relacionado :
 
Marcos 10:13-16

La rededicación diaria de nosotros mismos a Su servicio es un programa de por vida, que debemos elegir conscientemente. La transformación no se produce de la noche a la mañana, sino que depende de que los valores ocultos del corazón se traduzcan en la práctica activa de nuestros pensamientos y motivos. Es una elección de libre albedrío para evitar lo que es malo y honrar al Señor con bellos pensamientos, bellas palabras y bellas acciones, eligiendo hacer lo que es correcto y santo. Todo sobre Apple, Mac e Iphone

El Espíritu Santo es el único que lleva a cabo nuestra transformación interior. Él es el que hace que seamos "transformados por la renovación de vuestra mente". Él lleva a cabo esta obra de refinamiento en lo más recóndito de nuestros corazones, "para que podáis comprobar cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, aceptable y perfecto."

Es muy importante mantener nuestro enfoque en Jesús y entrenar los ojos de nuestros corazones en las cosas celestiales que son verdaderas y honestas, justas y puras, hermosas y sanas, piadosas y de buena reputación. Cuán necesario es captar todo pensamiento que ensombrezca nuestra mente y rechazar todo motivo que deshonre a nuestro Salvador, y permitir que sean filtrados a través de la lente de su proceso de purificación y fuego refinador.

Es cierto que nos parecemos a la persona con la que pasamos el tiempo, y lo que ha cautivado nuestro corazón refleja inevitablemente las actitudes y los comportamientos en la vida, (ya sean buenos o malos), y con demasiada frecuencia no es una visión agradable. Se nos advierte que no debemos estar habitualmente inmersos en el mundo, sino poner nuestra mente en el Señor Jesucristo, y hacer de Él el foco central de nuestros pensamientos.



Contenido Relacionado :
 
Romanos 12:21

Oración

Padre amoroso, con demasiada frecuencia mi mente se desvía de Jesús hacia las cosas del mundo, especialmente cuando los tiempos son difíciles, pero quiero mantener mi mente en Cristo, sabiendo que esta es Tu mejor voluntad para mí. Te ruego que sea cada vez más consciente de los impulsos del Espíritu en mi vida, para que día a día, mi corazón y mi mente se saturen del encantador Señor Jesús. Que su naturaleza se refleje a través de mis acciones y actitudes y que mi vida sea transformada diariamente, por la renovación de mi mente. Ayúdame a comprobar en mi vida cuál es tu voluntad para mí, y que sólo haga lo que es bueno, aceptable y perfecto a tus ojos, para tu alabanza y gloria, y para el beneficio de los demás. Te lo pido en el incomparable nombre de Jesús, AMÉN.

Vídeos de Romanos 12:2

 

Contenido


Romanos 12:2 - La Biblia

Romanos 12:2 - La Biblia

Como creyentes hemos sido llamados a la consagración personal, donde nuestras vidas son un reflejo de Cristo y nuestros cuerpos un sacrificio vivo para el Se�

horoscopos

es

https://horoscoposyamor.com/static/images/horoscopos-romanos-122-la-biblia-6259-0.jpg

2023-11-07

 

Romanos 12:2 - La Biblia
Romanos 12:2 - La Biblia

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20